¿Qué sucede si los niños duermen en la cama de sus padres?

Normalmente que se vuelven niños más dependientes y miedosos.

¿Es algo negativo?

No es que se trate de algo negativo, sino que se pueden hacer las cosas mejor si pensamos en el bien y en el futuro del niño.

¿Se debe corregir?

Idealmente, los niños no deberían dormir en la cama con sus padres.

Primero, porque puede ser peligroso cuando son muy pequeños. Corren el riesgo de ser asfixiados accidentalmente. Por desgracia, se trata de una situación que ha sucedido en ocasiones, por lo que se trata de un riesgo real, aunque no sea habitual.

Además, el niño que duerme solo tiene mayor seguridad en sí mismo, es más autosuficiente, es capaz de enfrentarse con mayor solvencia a las situaciones difíciles.

Por lo tanto, es mejor que el niño duerma solo, si puede ser cuanto antes, mejor. Y, en caso de que duerma con los padres, puede que sea el momento de corregir esa situación, que empiece a hacerlo en su propio cuarto o habitación. 

 ¿Es complicado que un niño deje de dormir con sus padres, en la cama de sus padres, para dormir solo en su habitación?

Depende del niño. Pero en muchos casos sí, es complicado. Lo que no debemos hacer nunca es obligar al niño por las malas, puesto que podemos lograr que lo pase realmente mal y que sus miedos aumenten, que se vuelva más miedoso.

La mejor manera de conseguir que un niño duerma en su cama es acompañándolo hasta que se acostumbra. Y lo ideal es hacerlo contándole cuentos infantiles, si puede ser cuentos que tengan relación con el dormir, con la oscuridad, con el mundo que a continuación tiene que transitar. Aunque, por supuesto, cualquier cuento puede servir, dado que una de las finalidades esenciales de la literatura infantil es precisamente preparar y acompañar al niño en el tránsito hacia el sueño.

¡Atención! Esta página utiliza cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Acepto