El cuento de Mi camita tiene muchas virtudes que hacen de él un producto de gran calidad y que sin duda llamará enormemente la atención de la inmensa mayoría de los niños:

  • Es la historia de una amistad entre una niña pequeña y su camita. Una historia de exaltación una amistad, donde los protagonistas se quieren y se ayudan.
  • El libro está compuesto por una serie de escenas y todas ellas tienen algo que llega al corazón. No hay ninguna escena superflua o que no dé pie a enseñar o a explicar algo a los niños pequeños.

Esta historia es tremendamente innovadora, en la línea de los mejores libros infantiles que se publican en la actualidad.

Y también en la línea de los libros que tratan de las emociones, pues mediante la amistad, la confianza, la ilusión o la esperanza, la niña protagonista y la camita superan sus temores y siguen siempre con éxito hacia adelante.

Como en la vida, los malos recuerdos se superan muchas veces durmiendo, descansando y relajándose. Un buen sueño es reparador y nos ayuda a los seres humanos a sentirnos mejor, y a ir olvidando y dejando atrás las malas experiencias que hayamos podido tener.

En Mi camita hay dos escenas con una enorme carga de profundidad que sorprenderán a los más pequeños. La primera, cuando la camita ve los sueños de la niña como en el cine, comiendo palomitas. Las segunda, aquella en la que la camita se come los malos recuerdos de la niña.

¡Atención! Esta página utiliza cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Acepto