Un nuevo e innovador álbum infantil está a la venta desde octubre del 2016.

Se trata del libro Mi Camita, de J.S.Pinillos (Javier Sáenz Pinillos). Ilustrado por Julen Rodríguez Ruiz. Un título orientado a que los niños contemplen su espacio de dormir como un lugar maravilloso.

Porque Mi Camita es un libro absolutamente maravilloso, que se compone de escenas que describen la relación de amistad de una niña pequeña con su camita. Una relación que tiene que ver con la bondad, con la diversión, con el mundo de los sueños. Una historia que llegará al corazón de los niños y niñas porque tanto la belleza de las ilustraciones como sus personajes son antológicos.

Porque normalmente el propósito de la mayoría de los niños es lograr dormir cada noche con sus padres. Y es complicado sacarles este objetivo de su cabeza. Porque la seguridad que les ofrecen sus padres no suele ser fácilmente sustituible. Pero, mediante la creación de un universo de seguridad maravilloso, los niños pueden aceptar dormir solos, siempre y cuando sientan que no corren ningún riesgo. 


Algunas imágenes de las páginas interiores del libro:

Mi Camita - libro infantilMi camitaMi Camita - cuentoMi CamitaMi Camita - libro ilustrado infantil


Los Cuentos Infantiles

Los cuentos infantiles son probablemente el punto más importante de esa secuencia que lleva a que un niño pueda dormir tranquilamente solo. Pues normalmente son contados al ir a dormir por las personas que más seguridad dan a los niños, por sus padres. Se trata de aquellos a quienes más quieren los niños introduciéndolos en el mundo de los sueños mediante estructuras e historias que también parecen sacadas del mundo de los sueños. Son sueños conduciendo a otros sueños, pero desde la seguridad paternal. 

Si ya tuve una buena experiencia hace unos meses publicando un libro acerca de la noche y de la oscuridad, en esta ocasión me he centrado en el personaje de la cama del niño, para convertirlo en un refugio, en un confidente, en un espacio propio, en un lugar único y maravilloso, en definitiva, en todo aquello que el niño necesita para dormir a gusto.

El cuento de Mi camita tiene muchas virtudes que hacen de él un producto de gran calidad y que sin duda llamará enormemente la atención de la inmensa mayoría de los niños:

  • Es la historia de una amistad entre una niña pequeña y su camita. Una historia de exaltación una amistad, donde los protagonistas se quieren y se ayudan.
  • El libro está compuesto por una serie de escenas y todas ellas tienen algo que llega al corazón. No hay ninguna escena superflua o que no dé pie a enseñar o a explicar algo a los niños pequeños.

Esta historia es tremendamente innovadora, en la línea de los mejores libros infantiles que se publican en la actualidad.

Y también en la línea de los libros que tratan de las emociones, pues mediante la amistad, la confianza, la ilusión o la esperanza, la niña protagonista y la camita superan sus temores y siguen siempre con éxito hacia adelante.

Como en la vida, los malos recuerdos se superan muchas veces durmiendo, descansando y relajándose. Un buen sueño es reparador y nos ayuda a los seres humanos a sentirnos mejor, y a ir olvidando y dejando atrás las malas experiencias que hayamos podido tener.

En Mi camita hay dos escenas con una enorme carga de profundidad que sorprenderán a los más pequeños. La primera, cuando la camita ve los sueños de la niña como en el cine, comiendo palomitas. Las segunda, aquella en la que la camita se come los malos recuerdos de la niña.

Como ya demostré en mi anterior libro ¿Dónde estás oscuridad?, la oscuridad no tiene nada de malo, sino que simplemente es una incomprendida. Más bien al contrario, es absolutamente necesaria e imprescindible para la vida humana y también para nuestro mundo tal y como lo conocemos, y lo realmente malo no es la oscuridad, sino que la oscuridad no exista.

La literatura infantil es una gran aliada a la hora de lograr que los niños vayan afrontando y superando sus temores. Los libros para niños muchas veces enfrentan al niño a sus miedos, pero adaptados a su visión del mundo, con la finalidad de que pueda acostumbrarse, reflexionar y finalmente superar esos miedos.

Porque en los cuentos se condensa toda la magia de la vida.

libro sobre el miedo a la oscuridad

CLIC SOBRE LA IMAGEN PARA IR A LA PÁGINA DEL LIBRO EN AMAZON

¿Qué sucede si los niños duermen en la cama de sus padres?

Normalmente que se vuelven niños más dependientes y miedosos.

¿Es algo negativo?

No es que se trate de algo negativo, sino que se pueden hacer las cosas mejor si pensamos en el bien y en el futuro del niño.

¿Se debe corregir?

Idealmente, los niños no deberían dormir en la cama con sus padres.

Primero, porque puede ser peligroso cuando son muy pequeños. Corren el riesgo de ser asfixiados accidentalmente. Por desgracia, se trata de una situación que ha sucedido en ocasiones, por lo que se trata de un riesgo real, aunque no sea habitual.

Además, el niño que duerme solo tiene mayor seguridad en sí mismo, es más autosuficiente, es capaz de enfrentarse con mayor solvencia a las situaciones difíciles.

Por lo tanto, es mejor que el niño duerma solo, si puede ser cuanto antes, mejor. Y, en caso de que duerma con los padres, puede que sea el momento de corregir esa situación, que empiece a hacerlo en su propio cuarto o habitación. 

 ¿Es complicado que un niño deje de dormir con sus padres, en la cama de sus padres, para dormir solo en su habitación?

Depende del niño. Pero en muchos casos sí, es complicado. Lo que no debemos hacer nunca es obligar al niño por las malas, puesto que podemos lograr que lo pase realmente mal y que sus miedos aumenten, que se vuelva más miedoso.

La mejor manera de conseguir que un niño duerma en su cama es acompañándolo hasta que se acostumbra. Y lo ideal es hacerlo contándole cuentos infantiles, si puede ser cuentos que tengan relación con el dormir, con la oscuridad, con el mundo que a continuación tiene que transitar. Aunque, por supuesto, cualquier cuento puede servir, dado que una de las finalidades esenciales de la literatura infantil es precisamente preparar y acompañar al niño en el tránsito hacia el sueño.

¡Atención! Esta página utiliza cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Acepto